Entrevistas

El regreso de Luly Bossa

Septiembre 13, 2017

¿El regreso de Luly? No, realmente ella nunca se ha ido. Su regreso es metafórico. Luly Bossa es de las actrices colombianas más destacadas de los últimos tiempos. Nuestro editor Andrés Garrido tuvo el placer de hablar con ella sobre teatro, los medios de comunicación y principalmente sobre su libro “Fuego entre las piernas“.

La voz de Luly es la de una mujer valiente, sincera y sin disfraz. La historia de Luly Bossa es la de una mujer que luego de derrumbarse regresa como un ave fénix. Hoy ella sigue actuando y parece más fuerte que nunca.  

 

“Yo creo mucho en escritores o pintores que tienen obras que pueden venderse o no… pero pasa el tiempo y vuelven a resurgir“.

 

Síganos en Facebook

Síganos en Instagram

¿Twitter? No tenemos, los políticos lo arruinaron

 

Andrés: ¿El teatro puede ser terapéutico? 

Luly Bossa: Los actores trabajamos con las emociones, algunas obras dependen del estado de ánimo por el que estés pasando. Hay obras que a veces resultan catárticas para los actores. Alguna vez yo estaba haciendo una obra con el Teatro Nacional:  “La fiesta del chivo” de Mario Vargas Llosa. Había escenas muy fuertes, como cuando a Urania la violaban y ellas hablaban sobre eso (Luly, tiene tres papeles: es Lucinda, la prima de Urania, una prostituta y una dama de sociedad), eran escenas de mucho llanto, digamos que yo me apropiaba de cosas que me habían pasado, prestaba esas emociones para sacar, liberar y romper con esos fantasmas y ligaduras.

 

A: ¿Y cantar en el teatro?

Luly Bossa: En el canto es diferente, estas interpretando al personaje, no es una cantante la que sale a hacer la labor de cantar, es el actor el que tiene que cantar como tal personaje. Entonces ¿qué si resulta catártico? depende de lo que el actor preste para los momentos y las vivencias del personaje.  

 

 

Andrés: ¿Cómo fue el proceso de creación del libro? 

Luly Bossa: Yo creo que había un cúmulo de cosas. Hay varias circunstancias que están en el libro que son las consecuencias de un descuido… o lo que fuera… de la persona que estaba conmigo. Pienso que hubo unas consecuencias muy fuertes para mi familia y para mí. Era demasiado. El personaje (su ex pareja) había aparecido de nuevo y yo necesitaba sacarme eso de adentro. La gente tenía una idea equivocada y por eso escribo el libro.  

 

Andrés: ¿Cuanto tardó en escribirlo?

Luly Bossa: Muy rápido, lo escribí en siete meses. Me dediqué a escribir cinco horas diarias, era un desgaste muy fuerte pero tenía un impulso muy grande por hacerlo, tenía una necesidad de hacer una catarsis, de llevar de la mano a la gente para que conociera una parte muy íntima de mi vida, ya que otros lo habían hecho sin el derecho. Era hora de sacar algo pudiera informar a la gente para que conocieran de cerca lo que es  la vida de un artista que puede ser mucho más vulnerable que la de cualquier otra persona.

El artista vive expuesto en una picota pública, siempre tienes las miradas encima, cualquier cosa que haces va a repercutir. Hoy en día mucho más con las redes sociales, con eso hay que tener un cuidado tremendo. Entonces la motivación de hacer el libro era muy grande. Yo creo que los seres humanos  siempre buscamos justicia y verdad, o eso creo yo…  es una cosa ya muy personal. Digamos que lo hice con ese objetivo, que se conociera la historia para que la gente entendiera que Colombia es un país muy morboso y prejuicioso, Colombia tiende mucho a señalar antes que pensar.

“La belleza venezolana Rebecca llega a las imperdonables calles de Bogotá. Una cruda historia sobre brujería, sexo, glamour, rock n’ roll y ultraviolencia al “peor” estilo de Kubrick”. 

Adquiera “La balada de la ciudad” en e-book papel  y ayúdanos a a llevar el libro de culto bogotano al Teatro. O suscríbete a Nova Crónica y podrás participar del sorteo de 10 libros.  

 

Andrés: ¿Cuál fue su motivación para hacerlo? 

Luly Bossa: Mi motivación también fue dejarle un legado a mis hijos para que el día de mañana se acuerden de lo que pasó y como salimos adelante, sin importar que las cosas fueran muy oscuras. En la vida todos pasamos por momentos oscuros, a mi me ha tocado muy difícil con mis dos hijos. Digamos que esas luchas, cansancios, desvelos y arrodilladas hablando con Dios siempre tendrán una respuesta, aunque uno no lo entienda en el momento. Creo que para nosotros todo es tarde, somos la generación del “microwave” (horno microondas), metemos algo de comida y sale instantáneamente y eso quisiéramos con la vida y eso no es así, a veces la cosas no llegan en el momento que quisiéramos.       

 

Andrés: ¿Cuál es su perspectiva frente a los medios después del incidente? 

Luly: Ellos siempre están buscando una frase, la sacan de contexto  y ponen un titular para ellos poder vender y te hacen quedar como un cuero. Siempre pasa, así ellos digan “tranquila, te voy a respetar” ¡No! siempre van a buscar algo que sea amarillista para despertar el morbo de la gente que va a terminar leyendo una cosa que existe totalmente fuera de un contexto. A veces hay una palabra que se dijo pero no la meten dentro de lo que realmente estas hablando. ¡Eso es bastante molesto! por eso yo soy un poco retraída y no me gusta mucho la prensa.

Es necesario hablar con la prensa por los proyectos que tienes que anunciar, pero es bueno hablar de eso y no que se te metan el rancho a preguntar por cosas que no tienen nada que ver con el trabajo… Aunque por ejemplo la lucha que yo llevo por mi hijo menor ha tenido que volverse pública, sino me vuelvo noticia con lo que le pasa a mi hijo no me llaman los medios de comunicación, entonces la EPS (Entidad promotora de salud) no cumple con lo que tiene que cumplir ¿Me entiendes? Los medios de comunicación y las redes son una herramienta pero hay que saber como usarla.

 

LEA TAMBIÉN: LA ENTREVISTA CON KRISTINA LILLEY

 

Andrés: ¿Qué tan difícil es la industria artística para una mujer en Colombia? 

Luly Bossa: Alguien me decía: “Lo que pasa es que cuando empezaste la que se hacia estrella, se hacia estrella… Hoy en día es muy difícil. No lo sé, yo he venido construyendo un camino, ahora cumplo 33 años de carrera. Digamos que reinventarse es parte de mantenerse, aprender a vivir la oscuridad es necesario para  poder apreciar la luz. Esas cosas existen en todos los seres humanos, creo que en un artista es mucho mas profunda la vivencia, realmente te entregas, sabes que tienes que vivir algo y entre mas rápido lo aceptes, más rápido aprendes la lección. Para poder salir a la luz y reinventarte tienes que pasar por momentos muy difíciles de oscuridad, eso yo lo he vivido en carne propia con mis hijos.  Digamos que lo oscuro me ha ayudado a hacer que la oportunidad de brillar sea más poderosa en mí, no sé si me hago entender…. (Lea también la entrevista con Yolanda Rayo -actriz de In-fieles)

 

 

Andrés: “In-fieles” ha tenido mucho éxito. ¿Prefiere hacer teatro o TV?

Lully Bossa: Son cosas muy distintas. El teatro lo forma a uno, es en directo, no hay manera de repetir y editar. En el teatro tienes que sacar las herramientas que has ido acumulando durante años de aprendizaje. En el teatro todo el tiempo estas aprendiendo, en televisión también pero no es lo mismo, tienes la facilidad de repetir las escenas cuando te equivocas o de pronto otro compañero no llega. Casi siempre tienes la ventaja de repetir y mejorar los estados.    

 

Andrés: ¿Cuál ha sido el personaje más satisfactorio de su carrera?

Luly Bossa: Tengo varios, digamos que los primeros personajes por la emoción. Mi primer protagónico fue en “Ana de negro“, allí mi mamá hace 15 capítulos, era una historia de vida muy parecida en el sentido que ella era diseñadora y Ana también triunfa en el mundo del diseño. Habían elementos que hacían familiar al personaje que tenía con la mamá de Ana, yo le conté al director y él me dice: “dígale a su mamá que venga”, entonces le proponen a mi mamá hacer de mi mamá… Ese es uno de los recuerdos gratos que tengo de mi mamá, ella murió en el 2011 y siempre la recuerdo.

Yo escribí un monólogo que me deja mucha satisfacción personal por lo que produce en el público: “¿Y si me caso qué?” ¡También me encantan los musicales! Me enseñan mucho, es un rigor muy distinto, mucho más exigente por ser es una extensión de la actuación. Con el montaje de In-fieles duramos cinco meses, ahora ya no encuentras obras que montes en ese tiempo, máximo las montas en dos meses, la verdad fue un trabajo muy arduo.  (Lea también la reseña de In-fieles y la entrevista con el director Juan Ricardo Gómez)

 

 

A: ¿Sus problemas con los medios han llegado a afectar sus actuaciones? 

Luly Bossa: No, me gusta esa frase también gringa que dice “The show must go on” (El show debe continuar). El humor es poco apreciado en el país, también lo es en Estados Unidos, alguna vez escuché a Eddie Murphy que decía “Es muy difícil hacer reír”. Cuando uno tiene un problema lo tiene que dejar fuera del escenario, entras a hacer un show, una obra, una película y tienes que dejar todo fuera del set. Obviamente nosotros prestamos esas emociones para los personajes, pero los problemas  que nos afectan tienen que quedar por fuera, eso no puede trascender a la situación para la cual trabaja el actor. 

 

A: ¿Escribir el monólogo y el libro la ha ayudado a seguir adelante?

Luly Bossa: Definitivamente eso ayuda, digamos que el monólogo es un complemento del libro. Yo creo mucho en los viajes de las cosas que uno hace, yo creo mucho en escritores o pintores que tienen obras que pueden venderse o no… pero  pasa el tiempo y vuelven a resurgir. Pienso que hay cosas en los artistas que son como momentos, a veces se aprecian y de pronto otras vez no se aprecian lo suficiente…

 

Suscríbete a Nova Crónica

Suscríbete a Nova Crónica y podrás participar del sorteo de libros de La balada de la ciudad.
“]”]

 

 

 

 

 

 

 

   

 

      

Please follow and like us:

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Ayúdanos a compartir ;)