Entrevistas

El sonido de Urdaneta

Septiembre 29, 2017

Urdaneta es un grupo de rock bogotano con toques de neo-psicodelia,  son dueños de un sonido que ahonda más en nuestra mente rockera que los grupos habituales que entrevistamos, y nos pareció justo hacerles un espacio de nuestra sección del rock nacional. Los miembros de la banda son: Antonio Rico Urdaneta (Voz y Guitarra), Andrés Pascua (Guitarra), Santiago Cerón (Batería), Pol Moreno (Bajo) y Álvaro Valencia (Guitarra, Teclado, Voz). Hablamos con su cantante y guitarrista sobre el sonido de la banda, la difícil movida de la escena bogotana  y su próximo álbum.

 

“Me gusta pensar que dentro de lo que hago estoy canalizando a Bogotá y su rica obsesión con el rock”.

 

Síganos en Facebook

Síganos en Instagram 

 
Nova Crónica: ¿Cómo describen su sonido?
 

Urdaneta: Para mí la satisfacción musical llega con la simpleza. A pesar de que nuestras producciones hacen máximo uso de los recursos del estudio, lo nuestro son los esqueletos inteligibles, aliarnos con la tonalidad y sacarle el jugo a los acordes. Ya en términos de la sonoridad, como todos los miembros de la banda tienen experiencia en producción, el momento realmente divertido es cuando le tallamos los detalles a los temas. Somos meticulosos. Cada canción va dictando su sonoridad. Cada canción exige un nivel distinto de tejidos instrumentales. A mí me gusta mucho darle protagonismo a la sección rítmica, aunque la partes sean muy sencillas. Me gusta que se entienda el pulso de la canción, y que la gente nos transmita el pulso devuelta.

 

N: ¿Qué clase de historias y mensajes tienen sus canciones?

U: Yo escribo sobre lo que más conozco, es decir mi vida, mis alrededores. Muchas veces la sonoridad misma de una frase es lo que impulsa la composición. Me gusta que haya un nivel de ambigüedad en los temas para que sean identificables. Si logro capturar alguna experiencia o sentimiento general de la condición humana me veo por bien servido. Esto no significa que las canciones no sean altamente personales. Mi propia vida está sembrada en las letras y como tal es una experiencia de humildad ofrecerlas al mundo.

 

LEA TAMBIÉN: LA HISTORIA DEL LIBRO MALDITO DE BOGOTÁ 

 

N: ¿Qué música los influenció?

U: Como guitarrista, mi fijación musical siempre ha sido las bandas con guitarristas genios. La lista de influencias es como una fila de dominó, pues todo guitarrista que admiro es también producto de sus propias influencias. Si digo por ejemplo, John Frusciante, también estoy diciendo Jimmy Hendrix, Jimmy Page. Si digo Spinetta entonces también me refiero a George Harrison, Hugo Fatturuso de Los Shakers, y a toda la tradición del tango. Igual con Steven Wilson o Josh Homme. Y ni hablar de Cerati.

En ese sentido me siento poco consciente de la amplia gama de influencias que han formado el sonido de mi guitarra. Sin embargo hay momentos en los que el estilo de cada uno supura en mis solos y es entonces que mejor me entiendo como músico. En cuanto a mi faceta de compositor, que es relativamente nueva, siento que es mucho más consciente. Valoro mucho la fórmula Lennon-McCartney, admiro las reconstrucciones Latinoamericanas del blues y el pop. Y me gusta pensar que dentro de lo que hago estoy canalizando a Bogotá y su rica obsesión con el rock.

 

N: ¿Qué estrategias utilizan para difundir su música?

U: Pronto tendremos el lanzamiento de nuestro nuevo disco “Azul Parcial” en el que hemos estado trabajando todo el año. Hemos estado moviéndonos mucho haciendo sesiones pequeñas y subiéndolas a Youtube. También hacemos toques en muchos ámbitos distintos. Ya sacamos el primer single del disco, “Escrito” que está en Spotify, y sacamos pequeños teasers de las canciones nuevas para promocionar los toques.  Tuvimos la oportunidad de grabar un videoclip con Duvan Duque para la canción “Distancia y Vejez”, segundo sencillo de “Azul Parcial” que también saldrá pronto.

 

 

N: ¿Qué los ha ayudado más a conseguir la audiencia? ¿Fue un público vinculado a los toques, o a las redes sociales? 

U: Yo aprovecho al máximo el alcance de las redes sociales. Vivimos en un mundo en donde se requiere solo un click para llegar a mil, dos mil personas. Eso es un privilegio que no se puede ignorar. Yo subo vídeos tocando covers o  ensayos y cosas así porque me gusta estar tocando siempre. Me parece un aporte lindo para los seguidores. Es importante estar siempre haciendo música.

 

N: ¿Cuáles son las principales dificultades por las que han atravesado como banda?

U: La difusión masiva de nuestra música al no ser parte de una rosca.  

 

N: ¿Cuáles son las mayores problemáticas a las que se enfrentan los músicos en la actualidad?

U: No creo que sea un problema exclusivo de la actualidad, pero siento que ahora es muy difícil dedicarse tiempo completo a la música. El músico de hoy en día tiene que tener tres profesiones para darse el lujo de hacer música. Está también la presión del grado universitario. Muchos terminan cargando deudas gigantes encima solamente para que una institución los acredite como músicos. No estoy en contra del hecho de estudiar música. Si se sabe aprovechar bien, estudiar música le provee a uno una versatilidad muy útil en la profesión. Pero definitivamente existe la presión de ligarse a una institución para sentir validación y dedicarse a la música sin sentir culpa.

 

LEA TAMBIÉN: CONVOCATORIA DE BANDAS PARA EL LIBRO PUNK

 

N: ¿Qué es lo más difícil de la escena musical en Bogotá y Colombia?

U: Pienso que lo más difícil hasta ahora es ser un acto en vivo. Lastimosamente la escena bogotana no tiene una infraestructura que beneficie al músico. Nosotros hemos hecho todo tipo de toques y hemos encontrado toda serie de obstáculos. Muchas veces el sonido es pobre, no hay audiencia, los organizadores no cumplen su palabra, llega la policía. A mí me parece importante estar tocando siempre y por eso me he encontrado en toda clase de circunstancias extrañas en donde a veces lo menos importante termina siendo la música que uno espera poder tocar. Aún así, cuando el público llega, y la gente demuestra un interés genuino por la música (que es algo que se ve cada vez más en Bogotá), se entiende que vale la pena haberse lanzado a tocar sin importar dónde, cuándo y con quien.

 

N: ¿Qué puede esperar la gente de un directo suyo?

U: Mucha energía. Pueden esperar la irreverencia del rock expresada de una forma sofisticada. Pueden esperar guitarras escarchadas y riffs grooveros. Ofreceremos versiones más orgánicas de nuestras grabaciones de estudio cargadas de espontaneidad.  

 

N: ¿Cuáles son sus planes para el futuro?

U: El siguiente paso para nosotros es lanzar “Azul Parcial”, es un trabajo al cual le hemos dedicado mucho tiempo y cariño.  En él reinventamos los sonidos que han acompañado a tantas generaciones del rock. Es fresco porque es clásico. Y la verdadera intriga está en ver qué puertas nos abre esta propuesta.

 

EL LIBRO MALDITO DE BOGOTÁ

“La belleza venezolana Rebecca llega a las imperdonables calles de Bogotá. Una cruda historia sobre brujería, sexo, glamour, rock n’ roll y ultraviolencia al “peor” estilo de Kubrick”. 

Adquiere “La balada de la ciudad” en e-book papel  y ayúdanos a a llevar el libro de culto bogotano al Teatro. O suscríbete a Nova Crónica y podrás participar del sorteo de 10 libros.  

Suscríbete a Nova Crónica

Suscríbete a Nova Crónica y podrás participar del sorteo de libros de La balada de la ciudad.

Please follow and like us:

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Ayúdanos a compartir ;)