Entrevistas

Entrevista: Piangua

Agosto 17, 2017

Por Bernardo Peña en colaboración con Laura Carvajal 

Foto: Laura Carvajal

Piangua es una banda formada en Bogotá con integrantes de diversas partes del país enfocada en los sonidos de la música afro del Pacífico colombiano. Conformada por 5 músicos de trayectoria que vienen del Rock, el Jazz, el Funk y el Blues. Su forma particular de fusionar estos sonidos y la unidad de sus integrantes son lo que la da a la banda su sonido y esencia particular. Una banda hecha con puras ganas, de gente enamorada por lo que hace y energía a la hora de tocar.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a sus integrantes antes de su más reciente presentación y los conocimos mejor, de manera amistosa, con una cerveza en la mano y hablando abiertamente de todo lo que su trabajo les significa.

 

“Nos tenemos mucha fe y creemos en la exploración de ritmos afrocolombianos que está sucediendo y lo que ha venido pasando desde hace 15 años con Curupira y todo lo que de ahí se desprende, hay para proyectar todo esto hacia afuera”

 

Síganos en Facebook
Síganos en Instagram

 

Nova Crónica: ¿Quiénes son los integrantes de la banda?

Juan Manzano: Valentina Blando en la Voz, Giovanni Betancourt en el Bajo, Óscar Chávez en la Percusión, Felipe Behlok en la Guitarra, Mario Londoño que a veces nos acompaña con la Marimba, y yo, Juan Manzano soy el Baterista.

 

N:¿De dónde es cada integrante de la banda?

Felipe Behlok: Juan Camilo y yo somos de Cali, Óscar es de Pasto, Valentina es bogotana pero su papá es italiano y la mamá de Pasto. Y Giovanni Betancourt es de acá también pero tiene raíces nortesantandereanas.

 

N: ¿En qué año empezaron con la banda?

Juan: En el 2014 durante el mundial de Brasil me quedé sin trabajo, así que en ese momento me dediqué a tocar con Giovanni y ahí arrancó todo. Le dábamos de 16 a 20 horas semanales tocando y tocando.

 

N: ¿Esta siempre fue la configuración de la banda o iniciaron de otra manera?

Juan: Comenzamos con Giovanni Betancourt «jammeando», él en el bajo y yo en la batería. Empezamos jugando con nuestros gustos de músicas afro porque estábamos muy interesados con el tema del Funk. Siempre habíamos tocado Blues y Rock, pero en ese momento nos empezó a llamar mucho más toda la movida afro… Por ese entonces Valentina estaba trabajando en Estados Unidos, se fue un rato a Italia y regresando a Colombia la integramos al proyecto. Pensamos en principio, de manera muy ingenua, resolver todo sólo los tres: Bajo, Batería y Voz. Yo quería que fuéramos sólo los tres, salir a escena y romperla así, Bajo, Batería y tres voces poniendo todo, haciendo algo diferente; pero Giovanni estaba enfermo por tener un percusionista y al final llegó Óscar, amigo de vieja data, con quien habíamos compartido en otros proyectos. Así la banda empezó a tomar forma.

 

 

N: ¿Cómo llegó el proyecto a tomar la forma que tiene actualmente?

Juan: Salimos a tocar varias veces con esta configuración de cuatro: Percusión, Batería, Bajo y voces. Sin embargo, por cosas de la vida Óscar tuvo que salir del proyecto y en la búsqueda de un nuevo percusionista tuvimos la fortuna de compartir con grandes músicos, percusionistas que admiro mucho porque son unas bestias: Isaac Piñeres y Andres Turú. Y en medio de toda esta búsqueda, llamamos a Mario Londoño que sin preguntarnos nada de una nos acompañó con Marimba y Percusión, y resultamos grabando todo el disco con él.

 

N: ¿Cómo grabaron el disco y cómo se llama?

Juan: El disco se llama «Las Brujas». Fue todo culpa de nuestro ingeniero de sonido, Daniel Ramirez. El hombre es estudiante de la Universidad del Bosque y nos invitó a grabar un par de horas en Audiovision, apenas para un tema, pero nos quedó gustando y de ahí salió todo un disco. Son 8 tracks incluido uno de sólo voces.Eso se completó el año pasado en Octubre, todo lo grabamos en bloque: Percusión, Batería, Bajo, Marimba y voces.

Felipe: La Guitarra vino luego y fue toda una tarea pues era grabar encima de algo que ya estaba hecho y que se había grabado sin metro.

Juan: A Felipe y a Óscar los metimos después en la grabación en capas aparte, cada uno en su momento, y todo se integró luego en la mezcla. Queríamos que ellos, con Percusión y Guitarra estuvieran en el disco pues Óscar había sido precursor de Piangua y Felipe ya era parte de nuestro sonido.

 

Foto: Jonathan Mendoza 

 

N: ¿Y cómo llegó la guitarra a Piangua?

Juan: El año pasado en Noviembre lanzamos oficialmente Piangua en Latino Power porque un loco argentino me llamó, me dijo que sabía de la banda y preguntó si estábamos para tocar en vivo. Mentira, no estábamos para tocar en vivo pero yo le dije que sí.

Lo que pasó en ese momento fue que Mario Londoño, que fue quien inicialmente grabó el disco con nosotros, se ganó una beca para ir a estudiar a África y nos dejó coja la banda otra vez porque en él teníamos Percusión y Marimba. Nos quedaba un mes para esa presentación, entonces llamé a Felipe con quien comparto en otro proyecto de sonidos más Jazz y Rock que se llama Pet Recycle. Ahí entró la guitarra a Piangua, para suplir lo que dejaba la ausencia de Mario y su Marimba. A su vez llamé nuevamente a Óscar Chávez, porque en esa situación él era el indicado, grabó todo con nosotros y se sabía las canciones, todo el disco. Sólo teníamos que ensamblar a Felipe.

Felipe: Para mí fue jugar a que la Guitarra fuera una Marimba. Juntar la Guitarra con la banda al estilo afrobeat pero metiéndole ese aire más marimbero.

 

N: ¿Todos en Piangua son músicos de escuela?

Juan: No, Felipe por ejemplo es músico empírico, no lee partituras ni nada. Yo supuestamente sí, pero no me gradué. Somos músicos que hacemos las vainas porque nos gusta hacerlas, porque las disfrutamos… Valentina por su lado es profesional pero de actuación, Óscar es Diseñador y Giovanni es Ingeniero de Sonido.

N: ¿Cuánto tiempo llevan los integrantes de la banda en la música?

Juan: Yo empecé con el bajo hace unos 17 años, Felipe también hace unos 15 y Giovanni también por ahí. Valentina tiene una fijación muy particular con la música porque todos sus tíos italianos son músicos y entonces en las reuniones familiares sacan la Guitarra y cantan, y todo esto, así que ella lo trae desde niña. El papá de Óscar es un arreglista y compositor de Salsa muy reconocido en la ciudad de Pasto, y pues Óscar viene de ahí, toca casi desde que nació.

 

N: ¿De qué hablan sus letras y cómo es el proceso de composición?

Felipe: El álbum es todo una sola historia sobre varios personajes… Tenemos ahí al pescador, al agricultor, a la mística, etc.

Juan: Son historias que si bien son ficticias corresponden a realidades del imaginario rural colombiano, por ponerlo de alguna manera. En cuanto a la composición, es completamente grupal, todos participamos. Todos metemos mano en todo. Es una vaina súper colaborativa.

 

 

N: ¿Cómo logra la Guitarra llenar el espacio de la Marimba?

Felipe: Utilizo la guitarra muy «mojada». Uso mucha reverberación y algunos efectos espaciales para lograr un sonido bastante atmosférico pues noté que lo que hacía falta en Piangua era una cama para el sonido de la banda, una atmósfera. Pero lo más importante son las frases, lo rítmico, para que se vuelva más «marimbezco».

Juan: Más que una cuestión tímbrica siento que es un asunto rítmico. Tiene que ver un poco la influencia de Giovanni Betancourt que también hace parte del Grupo de Danzas de la Universidad Javeriana y que ha investigado todo el tema de ritmos de las músicas afro de nuestro país. Entonces él aporta indicándonos cómo van ciertos ritmos en ciertos instrumentos y Felipe aplica eso a la Guitarra. Felipe como guitarrista tiene un sonido muy propio y se ha encargado de direccionar todo eso hacia la cuestión rítmica.

 

N: ¿Por qué Piangua, por qué ese nombre?

Felipe: La Piangua es una Molusco que crece en el manglar del Pacifico. La gente allá se lo come y le dicen la lenteja del Pacifico.

Juan: Van están negras preciosas, se adentran al manglar cuando baja la marea que queda todo el barro sobre las raíces y extraen la Piangua, sacan y sacan conchas de Piangua porque se necesitan muchas para hacer una sola porción. Fíjate, esa es la relación con la paciencia, con la búsqueda en la raíz y el cariño con el que hemos cocinado este álbum durante 3 años.

Giovanni: Son grandes proporciones de música para lograr una sola porción.

 

Foto: Jonathan Mendoza

 

N: ¿Cómo ha sido hasta el momento el tema de difusión de canciones para la banda?

Felipe: El lanzamiento del primer single Pescando Penas se hizo en simultaneo con vídeo clip y fue el último concierto que hicimos hace un par de meses. Para el vídeo clip contamos con la ayuda de Miguel Granados de Estudio Sideral y de ese concierto también sacamos dos live sessions.

 

N: ¿Cuál es el objetivo de Piangua con este primer álbum?

Juan: El objetivo es parir un bebe que tiene 3 años de gestación, poder dar a luz esa cosa que hemos cocinado con tanto cariño. Obviamente nos tenemos mucha fe y creemos en la exploración de ritmos afrocolombianos que está sucediendo y lo que ha venido pasando desde hace 15 años con Curupira y todo lo que de ahí se desprende, hay para proyectar todo esto hacia afuera.

En términos de Marketing no hemos pensado todavía tan a largo plazo. Sabemos que Piangua como producto en el exterior es súper vendible porque hoy hay gran demanda de músicas latinoamericanas afuera y la música colombiana todavía es un diamante en bruto, pero nosotros lo que queremos ahora es hacer el lanzamiento del disco para parir nuestro bebé, esa es nuestra meta próxima, nada más… Si el bebé viene con un pan debajo del brazo, ¡pues vamos!

 

N: ¿En dónde se ven tocando con Piangua?

Juan: Todos tenemos sueños. Giovanni se relame con Glastonbury, esa es su meta. Yo quiero llenar el Pascual
Guerrero de la ciudad de Cali porque eso es dificilísimo, al Pascual sólo lo llena «La Mecha».

Felipe: Yo quiero estar en el Petronio Álvarez, ese es mi sueño con Piangua. Para Valentina es que toquemos en Berlín.

 

Foto: Jonathan Mendoza 

 

N: La banda se ve bien ensamblada en vivo, sólida ¿Cuánto llevan tocando juntos?

Juan: Hemos tocado mucho juntos, todos nos conocemos, llevamos buen tiempo trabajando en varios proyectos. Con Giovanni por ejemplo no hemos parado de tocar todas las semanas desde que yo llegué a Bogotá hace ya algunos años. Entonces independientemente de Piangua, todos hemos pasado mucho tiempo tocando. También con Valentina estuvimos juntos en Ismael Ayende y con Felipe venimos trabajando desde el año pasado con Pet Recycle.

Piangua suena hoy así porque esta es una banda de amigos. El ensamble que tenemos es el resultado de 3 años cocinando esto que ustedes pueden escuchar. Es la suma del tiempo que llevamos tocando juntos y los años en solitario de cada uno.

 

N: En esta Trifasika Latina X de hoy se están ustedes presentando con bandas del exterior ¿Han podido presentarse en otros países?

Juan: Pues como Piangua todavía no hemos tenido la oportunidad de salir, pero con Pet Recycle Felipe y yo tuvimos la experiencia de tocar por Barcelona y otros lugares; de resto giras nacionales. Por su lado Oscar y Valentina han tocado en Europa con otros proyectos.

Primero hay que sacar el disco, si no sacamos el disco no pasa nada. Llevamos apenas cinco toques desde noviembre del año pasado y realmente yo les digo aquí un poco en joda y un poco en serio que la banda está en un momento maravilloso porque todavía no ha pasado nada con nosotros, entonces podemos decidir qué rumbo tomar, y vamos por ahí. Esperamos que este bebé que está a punto de nacer traiga lo que tenga que traer pues amamos lo que hacemos.

LEA TAMBIÉN: FUNCIONAR COMO UNA MÁQUINA 

 

Please follow and like us:

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Ayúdanos a compartir ;)