Entrevistas

Sagrario Luna: Periodismo musical

agosto 31, 2018

 

Por Andrés Garrido 

 

 

Sagrario Luna es una periodista musical y escritora española, hasta la fecha ha publicado biografías sobre dos de las bandas más importantes surgidas del movimiento punk del Reino Unido: The Clash y The Jam.  También ha escrito la primera biografía en español sobre el músico africano Fela Kuti

La escritora y periodista nos cuenta sobre la creación de sus libros y sus años de experiencias trabajando como periodista musical.  La historia de Luna, es tan apasiónate como cualquiera de sus libros. Seguro que sus opiniones servirán de mucho para aquellos interesados en el periodismo musical.

 

“Lo mejor es que estás trabajando en la música, entrevistas a músicos, escuchas discos, asistes a conciertos y escribes sobre todo eso y lo que rodea a ese ambiente. Lo más complicado es rentabilizar todo ese trabajo”.

 

Síganos en Facebook

 

Andrés: ¿De dónde surge el interés por el periodismo musical?

Luna: Surge de mi pasión por la música y de mi debilidad por la escritura. Cuando estaba estudiando bachiller y tuve que decidir qué carrera estudiar, lo vi claro, periodismo, para especializarme en periodismo musical. Un poco ingenua por mi parte, porque esa especialización no existía hace treinta años, y mucho menos que periodistas mujeres la ejercitaran. Pero me embarqué en ello y por aquí seguimos.

 

A: ¿Cómo surgieron los libros sobre The Clash y The Jam? 

L: The Jam fue el primero. En el último año de carrera ya había empezado a colaborar en algunas revista musicales como Rock Espezial y por lo tanto visitaba las discográficas con cierta frecuencia para solicitar discos, entrevistas, información… En una de estas visitas conocí al jefe de prensa de Polydor, Fernando Esteve, a quien fui a pedirle “The Gift”, el último disco de The Jam, para hacer la crítica. Él me sugirió que hablara con Maria Calonge, directora de editorial Júcar, prácticamente la única editorial especializada en biografías musicales en esa época, y le propusiera escribir sobre The Jam. Por un lado me parecía una locura, acabar la carrera y escribir un libro era todo un reto, y además la editorial publicaba libros sobre Dylan, Beatles, Rolling Stones, Bowie, Neil Young, Bob Marley, etc, etc, etc, grandes nombres, clásicos, The Jam no tenían aún ese estatus. Por otro lado, me dije, por qué no. Vamos a intentarlo. Conocí a Maria Calonge, le conté y me dio el ok inmediatamente. Con The Jam se abría un camino para artistas más noveles dentro de Júcar y su colección Los Juglares. Esto ocurría en 1982 y al año siguiente se publicaba “The Jam”, casi coincidiendo con el comunicado de su disolución.

Evidentemente el de The Clash sería el próximo. Era mi grupo favorito, pero se publicaría dentro de una nueva colección en otra editorial: Cátedra Rock-Pop, en 1988.

 

A: ¿Por qué te interesan tanto estas dos bandas?

L: Creo que 1977 ha sido una fecha clave dentro de la música por diversas razones: la muerte de Elvis Presley, Fiebre del Sábado Noche y la Música Disco, y, sobre todo, la explosión Punk. Tanto The Jam como The Clash editan sus primeros discos en esa fecha y aunque no practicaban el mismo estilo musical, ambos tenían la urgencia de expresar sus vivencias y anhelos, y compartirlos con una generación de futuro incierto que intentaba sobrevivir en la Inglaterra pre-neoliberal de Margaret Thatcher. Musicalmente me gustaban las dos bandas, Paul Weller es un animal de escenario, pero mis favoritos eran The Clash. Esa mezcla de punk-rock-reggae, ese rock de combate, me fascinaba. Eran cuatro guerrilleros urbanos con guitarras eléctricas y una energía arrolladora.

 

 

A: ¿Cuáles fueron las fuentes utilizadas para esos libros? ¿Conociste a los miembros de las bandas?

L: En la época en la que los escribí no existía internet, así que todo era hemeroteca: periódicos, revistas musicales inglesas, francesas y españolas, y la poca literatura que existía sobre estas bandas. Por ejemplo para el libro de The Jam, cuando estaba acabándolo recibí la noticia de su disolución, así que me lancé a la calle a preguntar a bandas españolas de la época, afines o no, para recoger sus opiniones sobre la importancia del grupo. Algo que gustó mucho a la gente. Y con el de The Clash, cuando empecé a escribirlo ya se habían separado, pero tenía unos amigos que habían vivido en Londres en la época de gestación de The 101’ers, la banda en la que militó Joe Strummer antes de incorporarse a The Clash. Eran Juanma Ibeas, al que llamaban cariñosamente ‘King of Spain’, y su pareja, Carmen Madirolas, que fue cantante de Los Bólidos. Y a través de ellos llegué a Richard Dudanski, batería de The 101’ers, y a Esperanza Romero, que me contaron de viva voz todos esos inicios y reflejé en el primer capítulo. Te buscabas la vida y estabas alerta a cualquier pista que te facilitara información. Del libro de The Clash se hicieron tres ediciones y aún hoy me encuentro con gente que me dice tenerlo y lo que representó para ellos. De hecho había un grupo en España, La Fuga, que hicieron una maqueta, “Por algo más que por gusto”, con canciones de The Clash en castellano basándose en la traducción que se incluía en el libro. Tanto la editorial Júcar como Cátedra Rock-Pop incluían un capítulo con canciones en inglés y sus respectivas traducciones al español.

 

 

A The Jam no los conocí personalmente, ni los entrevisté. A Joe Strummer, Mick Jones y Paul Simonon, me los presentaron pero no llegué a charlar con ellos, y a Strummer le regalé el libro. En el caso de Fela Kuti, lo conocí, lo entrevisté en 1989, y le adelanté que escribiría una biografía en español. Desgraciadamente cuando se publicó en 2014, él ya había muerto, pero le regalé unas copias a sus hijos Femi y Seun Kuti, a los que también entrevisté.

 

A: ¿Cómo lograste publicarlos?

L: La publicación de The Jam ya te la he contado y la de The Clash casi también, pero quiero añadir que Maria Calonge abandonó la editorial Júcar y presentó un proyecto de colección a Cátedra. Yo ya le había comentado que mi próximo libro sería sobre The Clash, así que me llamó cuando le aceptaron el proyecto y la nueva colección se inauguró con tres títulos: “Talking Heads”, “Tina Turner” y “The Clash” en 1988.

 

A: ¿Qué fue lo más difícil de escribirlos? ¿Cuánto tiempo tardaste?

L: El que más me costó escribir fue el de “The Jam”. Disponía de poco material y cero experiencia para escribir un libro. Creo que empleé cinco meses o algo así. Para “The Clash” fueron cinco años. Tenía mucha información y mucha gente conocida que era fan de la banda y me facilitaba de todo. Pero también porque era el segundo que escribía y me esforcé para hacer un buen libro. No sé si lo conseguí, pero yo estoy orgullosa.

Y en el caso de Fela Kuti, he empleado muchos años de mi vida, de hecho cuando estaba finalizando “The Clash”, que es cuando empecé a conocer música africana, decidí que mi próxima biografía sería sobre Fela Kuti, el creador del afrobeat. La dificultad radicaba en que existía poca información en español, todo estaba en inglés o francés, en España apenas se habían escrito artículos, y hasta el nuevo siglo no se publicaron más libros sobre su persona. Afortunadamente con la aparición de internet pude acceder a otra información que aceleró todo el proceso y enriqueció lo que luego sería “Fela Kuti, espíritu indómito”.

 

A: ¿Crees que el mundo actual necesita a alguien como Joe Strummer y The Clash? 

L: Fela Kuti, el músico nigeriano sobre el que he escrito mi tercera biografía musical y la primera que se hace en castellano, decía que “la música es el arma del futuro”, y estoy de acuerdo con él. Creo que la música puede cambiar el mundo, es un lenguaje universal, nos conciencia, nos da a conocer situaciones e historias que no saltan a los medios de comunicación y nos afectan directamente por motivos diversos. Como pasa en la literatura, el cine o el arte. Creo que todas estas disciplinas deben adoptar un compromiso social, deben ser revolución y no solo fiesta o entretenimiento. Joe Strummer y The Clash estarán siempre entre nosotros porque nos han dejado un buen legado, y hay muchos otros músicos en la actualidad que han recogido esa responsabilidad. Son el eslabón de una cadena que sigue creciendo y fortaleciéndose.

 

 

A: Como española: ¿Tiene algún significado especial la canción Spanish Bombs?

L: Siendo granadina el significado es aún más importante, y más conociendo la debilidad de Strummer por Andalucía y su pasión por Lorca. “Spanish Bombs” es una canción imperecedera pese a sus imperfecciones lingüísticas.

 

A: ¿Qué actualizaciones tendremos en el libro de The Clash?

L: De momento estoy en la fase de seleccionar la nueva información. Muchos protagonistas de la época, como Johnny Rotten, Richard Dudanski, Viv Albertine, Chrissie Hynde, etc, han escrito sus memorias y su visión de la época pre-punk y punk. Strummer pasó tiempo en Granada y Almería, produjo a 091, nos dejó en 2002, los demás miembros de los Clash siguen haciendo cosas, etc, etc. Muchas de estas cosas se conocen porque se han publicado, pero mi trabajo será reunir todo esto y mostrar otras cosas no tan conocidas. Aún me queda mucho trabajo, y luego ver cómo lo publico o con quién. Esto de escribir biografías musicales no es rentable.

 

A: ¿Qué es lo más interesante de escribir biografías sobre músicos?

L: “The Jam” y “The Clash” los hice de forma pasional, como fan, pero con el de Fela Kuti, un músico y personaje desconocido prácticamente, quise contextualizarlo primero, y después mostrar sus claros-oscuros para intentar humanizarlo, no endiosarlo, asomarme a su historia, entenderla y conocer al personaje. No somos perfectos y nuestras imperfecciones también forman parte de nosotros.

 

A: ¿Qué es lo mejor y lo más difícil de trabajar como periodista musical?

L: Lo mejor es que estás trabajando en la música, entrevistas a músicos, escuchas discos, asistes a conciertos y escribes sobre todo eso y lo que rodea a ese ambiente. Lo más complicado es rentabilizar todo ese trabajo. Vale que te invitan a conciertos y te regalan discos, pero a final de mes has tenido que escribir mucho, y que te lo publiquen, para sacarte un sueldito. Estuve unos años retirada del periodismo musical por esta razón y me dediqué a la promoción, seguía en la música pero desde otro prisma, y desde hace un tiempo lo he retomado y compagino ambas cosas por la misma razón, llegar a fin de mes.

 

A: Trabajaste con The Lords of The New Church: ¿Cómo fue la experiencia? ¿Llegaste a conocer a Brian James?

L: Bueno, más que trabajar lo que hice fue entrevistarlos. Ufff, hace un montón de tiempo de eso!…Hablé sobre todo con Stiv Bator, salvaje en el escenario, pero muy educado y sensible en persona. Recuerdo que quedamos en un bar en El Rastro madrileño, un inmenso mercadillo que se hacía los domingos y que era el punto de encuentro para todo el rockerio que veníamos sin dormir de la noche anterior, nos sacudíamos la resaca con cañas bien tiradas o botellines de Mahou. Quedamos para hacer la entrevista y cuando se sentó, creo que venía con Brian James y Rat Scabies, apareció un gatito que se restregaba entre sus piernas, lo cogió y lo tuvo en sus brazos durante toda la entrevista, haciéndole carantoñas. Fue muy entrañable, una escena muy tierna. Chocaba tanto con su imagen destroyer …

 

 

A: En términos periodísticos: ¿Qué opinión tienes sobre la tecnología en el siglo XXI?

L: Le tengo un poco de amor y odio. Es magnífico acceder al mundo con un clik, pero hay tanta basura que a veces pierdes mucho tiempo intentando separarla. Y también a veces me aturde, me estresa tanta inmediatez… No me gusta estar ‘empantallada’ 24 horas al día, 365 días al año, prefiero el trato humano y el teléfono. Pero reconozco su eficacia, y evidentemente es el futuro.

 

A: ¿Qué consejo le darías a un joven escritor y periodista musical? 

L: Ser honesto, objetivo, cotejar la información, y hacerlo desde el corazón, sin maquillaje. Y como escritora -me da mucho respeto que me llamen escritora-, diría que poner pasión en lo que haces y no abandonar el proyecto. La constancia ayuda a la inspiración.

Please follow and like us:

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Ayúdanos a compartir ;)